El contenido al que intenta acceder es exclusivo
para profesionales de la salud.


¿Es usted un profesional de la salud?
Usted está abandonando el contenido exclusivo para profesionales.
El contenido al que intenta acceder es exclusivo para profesionales de la salud. Está siendo redirigido

Nutrición Enteral Pediátrica en casa | Nestlé Health Science

La vuelta a casa

Cómo manejar la nutrición enteral en casa
Nociones básicas de nutrición enteral
Cómo hacer frente a posibles problemas
Cuándo llamar al médico


El primer día en casa con tu hijo es a la vez emocionante y estresante

La buena noticia es que tu hijo ya está suficientemente bien como para volver a casa, pero la parte que asusta es que tienes que tomar las riendas que te han cedido los profesionales sanitarios y aprender cómo alimentar a tu hijo a través de una sonda. Probablemente te parezca una tarea abrumadora, y tienes razón. Pero como con cualquier otra cosa, cuantas más veces lo hagas, más cómodo y seguro te sentirás.

Cómo manejar la nutrición enteral en casa

El profesional sanitario que atiende a tu hijo le ha pautado la nutrición enteral más adecuada a sus necesidades, pero hay diferentes métodos y distintos tipos de horarios posibles para su administración. Las instrucciones que presentamos a continuación hacen que sea más fácil saber cómo funciona cada una de las diferentes opciones.

VÍAS DE ADMINISTRACIÓN DE LA NUTRICIÓN ENTERAL
NUTRICIÓN MEDIANTE SONDA NASOGÁSTRICA (SNG)

Por sonda nasogástrica entendemos una sonda que se coloca por vía nasal y conduce la nutrición directamente al estómago, a través del tubo digestivo. Suele ser una opción que se contempla cuando la pauta de nutrición enteral se prevee a corto plazo, no superando habitualmente las 4-6 semanas.


La nutrición mediante sonda nasogástrica puede administrarse de diferentes formas:


  • Mediante jeringa o bolo: Vierte la fórmula en la jeringa y utiliza el émbolo para empujar el alimento directamente al estómago. Es un método de nutrición enteral que proporciona una determinada cantidad de fórmula durante un corto periodo de tiempo (normalmente entre 30 y 60 minutos), y que habitualmente se administra varias veces al día.
  • También puede administrarse por gravedad: En este caso, llena la bolsa con fórmula y cuélgala por encima del niño para dejar que la fórmula fluyahacia el interior del estómago. Pueden utilizarse reguladores de flujo para controlar la velocidad de flujo hacia el estómago.
  • Bomba de nutrición:  La bomba de nutrición puede programarse para funcionar a las horas y a la velocidad que se elijan para proporcionar nutrición de forma continua. No olvides pedir a un profesional sanitario que te muestre cómo se usa la bomba antes de ir a casa.

A continuación, te lo mostramos mediante unas prácticas fichas donde encontrarás toda la información de este tipo de vía de administración y sus diferentes opciones.



SNG por jeringa

SNG por gravedad

SNG por bomba

Tu profesional sanitario te indicará la mejor manera de administrar la nutrición enteral y de realizar los lavados con agua, e incluirá información como:


  • El nombre/marca de la fórmula de nutrición enteral
  • La cantidad de fórmula que debe recibir cada día (o el número de envases de fórmula que necesita cada día)
  • El horario de nutriciónde
    • A medida que te acostumbres a la nutrición de tu hijo, puede que quieras variar los horarios. Consulta a tu profesional sanitario
  • Configuración de la velocidad de flujo de la bomba (en el caso de elegir este método de administración)
  • La cantidad total de agua a temperatura ambiente que debe administrarse a tu hijo cada día además de la fórmula
  • La cantidad de agua que debe usarse para lavar la sonda
NUTRICIÓN POR GASTROSTOMÍA (PEG)

La sonda de gastrostomía percutánea es una opción de vía de administración de la nutrición enteral que se elige como adecuada para nutriciones enterales a largo plazo, es decir cuando se estima que el paciente deberá nutrirse de este modo durante más de 4-6 semanas.


Técnica sencilla y bien tolerada que consiste en la inserción quirúrgica (con ayuda del endoscopio) de una sonda de alimentación a través de la piel del abdomen hasta el estómago.


Normalmente, a los 6 meses de la colocación de la sonda, ésta se sustituye por un botón gástrico, más discreto que la sonda inicial.

Del mismo modo que veíamos en la administración por sonda nasogástrica, al utilizar una sonda de gastrostomía, podemos administrar la nutrición enteral de diferentes modos:


  • Mediante el uso de jeringa
  • Mediante la administración por gravedad
  • Mediante el uso de una bomba de nutrición

A continuación, se detallan de un modo gráfico y práctico estos tres métodos de administración de la nutrición enteral.

PEG por jeringa

PEG por gravedad

PEG por Bomba
Cómo administrar agua y/o medicamentos con una jeringa
Agua

El agua forma parte de la fórmula de tu hijo/hija, pero a veces se necesita una cantidad adicional. El profesional sanitario que atiende a tu hijo te dirá exactamente qué cantidad de agua necesita.


Cuando administres agua, sigue todos los pasos que figuran a continuación.

    Limpieza de la sonda:
  1. Con una jeringa, aclara o lava la sonda de alimentación con 15-30 ml de agua a temperatura ambiente (excepto si tu profesional sanitario te ha indicado lo contrario). No fuerces el paso del agua a través de la sonda. Si tienes dificultades para lavar la sonda de alimentación, ponte en contacto con tu profesional sanitario.
  2. Administración de agua:
  3. Con ayuda de una jeringa, mide la cantidad correcta de agua a administrar. Conecta la jeringa a la sonda de alimentación.
  4. Empuja suavemente el agua en la sonda. Repite esta acción hasta administrar toda el agua necesaria.
  5. Cierra (con la pinza o la tapa) la sonda de alimentación cuando hayas terminado y vuelve a poner la tapa en la punta de la jeringa.
Medicamentos

El profesional sanitario que atiende a tu hijo te dirá exactamente qué medicamentos necesita.


Normalmente se usan medicamentos líquidos cuando están disponibles. Si el medicamento no viene en forma líquida, pregunta al médico o al farmacéutico sobre cómo debes preparar el medicamento para administrarlo a través de la sonda. Además, consulta si existen instrucciones específicas sobre cuáles son los medicamentos que no deben administrarse simultáneamente y qué medicamentos requieren consideraciones especiales cuando se administran a través de una sonda de alimentación.

No mezcles los productos de nutrición con los medicamentos salvo prescripción médica


Cuando administres medicamentos, desconecta el equipo de infusión para poder pasar el medicamento con una jeringa y sigue todos los pasos que figuran a continuación.

    Limpieza de la sonda:
  1. Con una jeringa, aclara o lava la sonda de alimentación con 15-30 ml de agua a temperatura ambiente antes de administrar el medicamento (excepto si tu profesional sanitario te ha indicado lo contrario). No fuerces el paso del agua a través de la sonda. Si tienes dificultades para lavar la sonda de alimentación, ponte en contacto con tu profesional sanitario.
  2. Administración del medicamento:
  3. Con ayuda de una jeringa, mide la dosis correcta de medicamento. Conecta la jeringa a la sonda de alimentación utilizando el orificio más pequeño de la sonda
  4. Empuja suavemente el medicamento en la sonda.
  5. Retira la jeringa de la sonda de alimentación y rellena la jeringa con agua a temperatura ambiente según sea necesario para aclarar todo el medicamento de la jeringa.
  6. Cierra (con la pinza o la tapa) la sonda de alimentación cuando hayas terminado y vuelve a poner la tapa en la punta de la jeringa.

Nociones básicas y dudas frecuentes acerca de la nutrición enteral por sonda

Hay una gran cantidad de preguntas a considerar respecto a la nutrición enteral de tu hijo. Aquí encontrarás la información básica sobre la nutrición enteral que te puede ayudar, desde preguntas habituales hasta un glosario con los términos más comunes.

PREGUNTAS HABITUALES SOBRE LA NUTRICIÓN Y SUS DIFICULTADES
¿Qué es la intolerancia a la nutrición? ¿Qué puedo hacer?

La intolerancia a la nutrición se produce cuando tu hijo tiene dificultades con la digestión o absorción de las fórmulas. La intolerancia interfiere en el uso de la nutrición enteral debido a los síntomas que puede causar.


Los síntomas de intolerancia a la nutrición pueden ser:

  • Náuseas
  • Vómitos
  • Dolor abdominal
  • Acidez y reflujo
  • Diarrea
  • Gases o flatulencias
  • Irritabilidad

Si sospechas que tu hijo no está tolerando bien una fórmula, consulta a tu pediatra para encontrar la causa de la intolerancia. Algunas veces puede ser tan sencillo como cambiar la fórmula. El pediatra puede recomendar una fórmula alternativa que sea adecuada para las necesidades de tu hijo.

¿Qué es el reflujo gastroesofágico? ¿Qué puedo hacer?

El reflujo gastroesofágico (RGE) sucede cuando los contenidos del estómago ascienden o «refluyen» desde el estómago hacia el esófago y causan irritación. El líquido que asciende de vuelta puede contener alimentos, ácidos estomacales, enzimas y bilis. Todo ello puede ser perjudicial porque puede dañar el esófago y provocar dolor y vómitos.


Algunos signos indicativos de RGE son dolor, irritabilidad, llanto o dificultades para respirar después de la alimentación.


Habla con tu profesional sanitario sobre si un cambio en la fórmula que permita un vaciado gástrico más rápido puede ayudar a paliar la dolencia. Hay fórmulas como hidrolizados o con proteínas de suero que han mostrado un vaciado gástrico más rápido del estómago del niño. Tu profesional sanitario puede recomendarte una opción de fórmula adecuada.

¿Qué son los “residuos gástricos”? ¿Por qué son un problema y cómo pueden controlarse?

Los residuos gástricos son restos de la toma anterior de nutrición que se mantienen en el estómago más tiempo de lo normal, y que pueden incluso permanecer allí hasta el inicio de la siguiente toma. Si los residuos gástricos se mantienen en el estómago más de dos horas después de la toma, puede significar que la fórmula no se vacía del estómago con la rapidez adecuada.


Si quedan residuos gástricos, tu hijo puede regurgitar o vomitar. Si esto ocurre con frecuencia supone un problema, ya que no recibirá la cantidad completa de fórmula, y por tanto perderá un valioso aporte nutritivo que necesita.


Los residuos gástricos pueden controlarse ajustando el modo en que se administra la nutrición. Una opción es modificar el tiempo que transcurre entre tomas: si éstas se administran con menor frecuencia, el estómago puede tener más tiempo para vaciar estos residuos. También puede ajustarse la velocidad de administración para que la fórmula se ingiera durante un periodo de tiempo más largo. Asimismo, algunos tipos de fórmulas se vacían del estómago a mayor velocidad que otras, y ésta es una opción que puedes consultar con tu especialista de referencia.

¿Cómo puedo identificar una alergia alimentaria? ¿Qué puedo hacer?

Una alergia alimentaria es una respuesta del sistema inmunitario a una o más proteínas incluidas en la alimentación. Entre los alimentos que suelen provocar alergias se incluyen la proteína de la leche de vaca, los frutos secos, el pescado, el marisco, los huevos, y la soja.


Si un miembro de la familia tiene alguna alergia alimentaria, aumentan las probabilidades de que tu hijo/hija también la sufra.


Los síntomas de la alergia alimentaria pueden ser de leves a graves, e incluyen:

  • Náuseas y vómitos
  • Diarrea
  • Sangre en las heces
  • Erupciones, ronchas o picor en la piel
  • Dificultad para respirar o sibilancias
  • Hinchazón de los labios o de los párpados
  • Anafilaxia: una reacción alérgica grave potencialmente mortal

Si tu hijo tiene síntomas de una alergia alimentaria, es importante que visitéis a vuestro médico para que le hagan pruebas adicionales.

Cómo hacer frente a posibles problemas

Seguramente te encontrarás obstáculos a lo largo del camino. A menudo, comprender en qué consisten hace que sea más sencillo superarlos.

Estás haciendo todo lo que está en tu mano para conseguir que la experiencia de la nutrición enteral de tu hijo sea tan positiva y libre de problemas como sea posible. ¡Mantén esa mentalidad! El primer paso para gestionar los posibles problemas de la nutrición enteral es identificarlos. Con el conocimiento se consigue una mayor confianza y comodidad. Confía en el equipo sanitario para todo lo que necesites, consultándole a medida que te vayan surgiendo las dudas.

Del mismo modo que hemos hecho en otras secciones, vamos a diferenciar los posibles problemas que se pueden presentar teniendo en cuenta si se utiliza una sonda nasogástrica o una sonda de gastrostomía, ya que pueden ser distintos.

PROBLEMAS MÁS FRECUENTES CON EL USO DE SONDA NASOGÁSTRICA

HAZ CLIC EN CADA UNA DE LAS CAUSAS Y SOLUCIONES

Lesiones en la nariz

Posibles causas:

  • Irritación debida a la rigidez de la sonda

Posibles Soluciones:

  • Moviliza la sonda y cambia el punto de fijación periódicamente
  • Aplica una solución desinfectante o lava la zona con agua y jabón
  • Cambia la tirita o esparadrapo cada día
  • En caso de lesión importante, cambia la sonda de orificio de la nariz
Tos irritativa

Posibles causas:

  • Posible salida parcial de la sonda nasogástrica

Posibles Soluciones:

  • Comprueba que la sonda esté fijada según la marca establecida al colocarla por primera vez
Estreñimiento

Dificultades para defecar y deposiciones muy poco frecuentes. Durante la nutrición enteral, las deposiciones pueden ser menos frecuentes de lo habitual. Si tu hijo sufre estreñimiento, puede sentir molestias o tener gases
Posibles causas:

  • Inmovilidad
  • Falta de hidratación

Posibles soluciones:

  • Si es posible, pasea un poco
  • Sigue las normas de hidratación adecuadas
  • Si persiste el estreñimiento, consulta a tu profesional sanitario de referencia
Diarrea

Deposiciones frecuentes, sueltas y acuosas. Es normal que un niño que recibe nutrición enteral pueda tener deposiciones frecuentes o acuosas, pero si tiene cuatro o más de ellas al día, habla con el médico.
Posibles causas:

  • La fórmula nutricional pasa demasiado rápido
  • La fórmula nutricional está demasiado fría
  • Medicación

Posibles soluciones:

  • Detén la nutrición de una a dos horas. Reinicia transcurrido este tiempo, y si persiste, consulta a tu especialista de referencia
  • Administra la fórmula nutricional a temperatura ambiente
  • Consulta a tu especialista si nada de lo anterior soluciona el problema
Náuseas y vómitos

Posibles causas:

  • Posición incorrecta de tu hijo
  • La fórmula nutricional pasa demasiado rápido
  • Medicación

Posibles soluciones:

  • Coloca al niño en la posición adecuada, incorporándolo a 30-45º
  • Detén la nutrición de una a dos horas. Reinicia transcurrido este tiempo, y si persiste, consulta a tu especialista de referencia
  • Revisa las pautas de administración de la nutrición y también de la medicación
  • Consulta a tu especialista si nada de lo anterior soluciona el problema
Deshidratación

Pérdida de una cantidad excesiva de líquido. Algunos de los posibles signos tempranos indicativos de deshidratación son la sed o la orina de un color más oscuro de lo normal. Los signos más graves pueden incluir sequedad en los labios, la lengua y la piel y reducción de la producción de orina.
Posibles causas:

  • La fórmula es demasiado concentrada (contiene poca agua)
  • Diarrea frecuente
  • Fiebre prolongada
  • No tomar suficiente agua
  • Sudoración intensa

Posibles soluciones:

  • Administrar a tu hijo la cantidad prescrita de agua cada día antes y después de sus tomas
  • Si tu hijo presenta fiebre, diarrea, supuración excesiva de sus heridas o sudoración intensa, consulta al médico para que determine la cantidad de agua que necesita
Aspiración

Se produce cuando la fórmula que entra en los pulmones y generalmente provoca tos, atragantamiento y dificultades para respirar. Consulta al médico inmediatamente si aparecen estos síntomas.
Posibles causas:

  • Colocación incorrecta de la sonda

Posibles soluciones:

  • Modifica la colocación de la sonda
  • Comprueba la colocación de tu hijo/hija en el momento de administrar la nutrición enteral
Obstrucción de la sonda

La fórmula no está fluyendo adecuadamente a través de la sonda.
Posibles causas:

  • La fórmula nutricional o los medicamentos se han secado en el interior de la sonda

Posibles soluciones:

  • No introduzcas objetos por la sonda
  • Pasa a través de la sonda agua templada (50 ml) con ayuda de una jeringa
  • Si persiste la obstrucción, consulta a tu especialista de referencia

A continuación, puedes hacer clic en la ficha para su descarga:

PROBLEMAS MÁS FRECUENTES CON EL USO DE SONDA DE GASTROSTOMÍA

HAZ CLIC EN CADA UNA DE LAS CAUSAS Y SOLUCIONES

Irritación o infección alrededor del estoma

Posibles causas:

  • Regula la distancia entre el soporte externo y el estoma
  • Falta de higiene en la zona del estoma
  • Humedad excesiva debajo del soporte

Posibles soluciones:

  • Regula la distancia entre el soporte externo y el estoma
  • Limpia y seca cuidadosamente la piel según las recomendaciones indicadas anteriormente. Utiliza una solución antiséptica
  • Verifica que el soporte externo esté a la distancia adecuada con el balón, un poco tensionado pero sin presionar
  • Si la irritación persiste, consulta a tu especialista de referencia
Obstrucción de la sonda

Posibles causas:

  • La fórmula nutricional o los medicamentos se han secado en el interior de la sonda

Posibles soluciones:

  • No introduzcas objetos por la sonda
  • Pasa a través de la sonda agua templada (50 ml) con ayuda de una jeringa
  • Si persiste la obstrucción, consulta a tu especialista de referencia
Salida de la sonda peg o del botón

Posibles causas:

  • La fórmula nutricional o los medicamentos se han secado dentro de la sonda

Posibles soluciones:

  • No te asustes y consulta a tu especialista de referencia
  • No es conveniente esperar mucho tiempo, ya que el estoma se irá cerrando progresivamente a las pocas horas (5-6h)
La sonda PEG o el botón no giran

Posibles causas:

  • La sonda se ha adherido al tejido

Posibles soluciones:

  • Gira con fuerza la sonda empujando hacia adentro
  • Si no consigues despegarla, consulta a tu especialista de referencia
Náuseas y vómitos

Posibles causas:

  • Posición incorrecta del paciente
  • La fórmula de nutrición enteral pasa demasiado rápido
  • Causas debidas a la dieta y/o medicación

Posibles soluciones:

  • Coloca al niño en la posición correcta incorporándolo 30-45º
  • Detén la nutrición de una a dos horas. Reinicia transcurrido este tiempo, y si persiste, consulta a tu especialista de referencia
  • Revisa las pautas de administración de la nutrición y también de la medicación
  • Consulta a tu especialista si nada de lo anterior soluciona el problema
Diarrea

Posibles causas:

  • La fórmula nutricional pasa demasiado rápido
  • La fórmula nutricional está demasiado fría
  • Medicación

Posibles soluciones:

  • Detén la nutrición de 1 a 2 horas. Reinicia la nutrición transcurrido este tiempo y si persiste la diarrea, consulta a tu especialista de referencia
  • Administra la fórmula nutricional a temperatura ambiente
  • Consulta a tu especialista de referencia directamente
Estreñimiento

Posibles causas:

  • Inmovilidad
  • Falta de hidratación

Posibles soluciones:

  • Si es posible, pasear un poco
  • Sigue las normas de hidratación adecuadas
  • si persiste el estreñimiento, consulta a tu especialista de referencia
Heridas en la piel
Posibles causas:
  • Tener fijada la sonda con esparadrapos siempre en el mismo lugar

Posibles soluciones:

  • Protegerla mediante apósitos hidrocoloides, que facilitan la curación de la piel y se puede colocar la sonda encima
A continuación, puedes hacer clic en la ficha para su descarga:

¿NECESITAS AYUDA?
Contacta con nuestro servicio de atención al consumidor en el 900 109 621 y te atenderemos encantados.
LA VUELTA A CASA
10 consejos para las 24 primeras horas
Haz clic aquí