LOS PROBLEMAS DIGESTIVOS RECURRENTES PUEDEN DEBERSE A LA PRESENCIA DE ENFERMEDAD INFLAMATORIA INTESTINAL COMO LA ENFERMEDAD DE CROHN.

La presencia de problemas intestinales recurrentes, como diarrea, dolor y cólicos abdominales, disminución del apetito y pérdida de peso, fiebre y cansancio pueden ser indicativos de enfermedad inflamatoria intestinal*, como la enfermedad de Crohn.

Las enfermedades intestinales pueden limitar mucho un estilo de vida activo. La enfermedad inflamatoria intestinal (EII), que no debe confundirse con el síndrome de colon irritable (SCI) menos grave, es un grupo de enfermedades caracterizadas por una inflamación crónica de una porción delimitada del tubo digestivo. Las personas con EII pueden sufrir síntomas esporádicos o persistentes que hacen que les resulte difícil llevar a cabo las actividades cotidianas. Las formas más frecuentes de EII son la enfermedad de Crohn y la colitis ulcerosa.

La prevalencia de la EII está aumentando y afecta a alrededor de 1,5 millones de personas en los Estados Unidos y a 2,2 millones en Europa. Se desconoce la causa de la EII, pero la genética, el sistema inmunitario y el entorno están relacionados. Los síntomas de la EII pueden verse influidos por la dieta y el estrés, por lo que puede ser de ayuda realizar cambios en el estilo de vida y en la dieta. En Nestlé Health Science dedicamos gran parte de nuestros esfuerzos a la investigación de soluciones nutricionales para distintos trastornos digestivos, incluida la EII. De esta forma, nuestro objetivo es ayudar a los pacientes a controlar mejor su enfermedad.

Los pacientes con EII pueden ser conscientes de que determinados alimentos agravan sus síntomas. Por lo general, los síntomas de la enfermedad de Crohn y las otras enfermedades intestinales pueden empeorar con los lácteos, los alimentos grasos, las comidas picantes, la cafeína y el alcohol, e incluso por ingerir demasiada fibra. Como la EII puede causar restricciones en sistema digestivo, es importante tomar alimentos fáciles de digerir. También es crucial seguir las instrucciones alimentarias acompañantes a la medicación, ya que las interacciones entre los fármacos y los alimentos pueden afectar a los síntomas. Además, como puede producirse una pérdida de peso no deseada, sobre todo en caso de empeoramiento de los síntomas, los pacientes deben asegurarse de tener una ingesta nutricional y de líquidos suficiente, tomando porciones menores en las comidas pero con mayor frecuencia, o mediante complementos alimenticios si es necesario1,2.

*Los síntomas enumerados no son una lista exhaustiva; los síntomas reales de los pacientes pueden diferir.

  1. http://www.mayoclinic.org/diseases-conditions/inflammatory-bowel-disease/basics/definition/con-20034908
  2. Loftus EV Jr. Clinical epidemiology of inflammatory bowel disease: Incidence, prevalence, and environmental influences. Gastroenterology. 2004 May;126(6):1504-17.
Leer más
Cerrar
Consejos para la dieta brote enfermedad de Crohn

QUÉ SE PUEDE COMER DURANTE UN BROTE O DESPUÉS DE HABERLO SUFRIDO

Durante un brote de la EII o después de haberlo sufrido, por lo general se toleran bien alimentos suaves con contenido bajo de residuos, como avena, pollo, pavo o pescado, huevos cocidos, puré de patatas, arroz o pan de masa fermentada. Los alimentos picantes o con contenido elevado de residuos, como las hortalizas crudas pueden ocasionar problemas en algunas personas. Para conseguir satisfacer el aumento en las necesidades nutricionales, puede ser beneficioso un complemento alimenticio equilibrado.
Consejos sobre dieta enfermedad de Crohn

LLEVAR UN REGISTRO DE LO QUE SE COME

La comida no es la causante de la EII, pero puede hacer que los síntomas empeoren. Diferentes alimentos pueden afectar a los pacientes de modo distinto. Para saber qué alimentos deben evitarse, es útil llevar un diario o un registro diario de lo que se come, junto con descripciones de los síntomas. Esto ayudará a determinar los alimentos problemáticos que empeoran los síntomas para poder evitarlos en el futuro. También ayudará al médico o al dietista a planificar una dieta personalizada ajustada a las necesidades de cada paciente.
Consejos distinción EII y síndrome colon irritable

LA EII NO ES EL SÍNDROME DEL COLON IRRITABLE (SCI)

A pesar de algunos síntomas coincidentes, la EII y el SCI son dos enfermedades distintas. El SCI suele ser episódico, es decir, los síntomas van y vienen, pero no está asociado a una enfermedad identificable en el tubo digestivo. La EII está caracterizada por una inflamación en una zona delimitada del tubo digestivo y es una enfermedad más grave. En uno y otro caso, la dieta puede desempeñar un papel en el alivio de los síntomas1.
  1. http://www.ccfa.org/assets/pdfs/flares_brochure_final.pdf. Consultado en diciembre de 2014.