El contenido al que intenta acceder es exclusivo
para profesionales de la salud.


¿Es usted un profesional de la salud?
Usted está abandonando el contenido exclusivo para profesionales.
El contenido al que intenta acceder es exclusivo para profesionales de la salud. Está siendo redirigido

ABORDAJE GENERAL DE LA DISFAGIA

La dificultad para tragar o disfagia es un síntoma que puede superarse en gran medida o estar bajo control gracias a un adecuado tratamiento.

Pareja de ancianos que tienen disfagia Pareja de ancianos que tienen disfagia
Sabías que…

 

  • En determinadas enfermedades y siempre tras un tratamiento adecuado, la disfagia puede llegar a revertirse. Por el contrario, en otros casos esto no es posible, pero existen suficientes tratamientos que permiten que la persona afectada de disfagia pueda conseguir deglutir de manera segura y mantener un buen estado nutricional y de hidratación.
¿Cómo tratar la Disfagia Orofaríngea?

El correcto mantenimiento del estado nutricional y de hidratación del paciente es clave para poder abordar otros tratamientos médico-quirúrgicos con éxito.


Los profesionales sanitarios prescriben o recomiendan principalmente las siguientes estrategias para el manejo de la disfagia orofaríngea:

  1. Modificar la consistencia y textura de los alimentos y las bebidas.
  2. Tomar los alimentos y líquidos en pequeñas cantidades para tragarlos más fácilmente.
  3. Administrar dietas o productos de la gama de Alimentación Básica Adaptada que aseguren las necesidades nutricionales del paciente para que esté bien nutrido y mantenga un buen estado de salud.
  4. Adaptar los utensilios (por ejemplo, usar cucharas de pequeño tamaño) para facilitar la ingesta.
  5. Realizar ejercicios de labios, lengua y mejillas para preparar mejor en la boca la comida que se va a tragar.
  6. Utilizar técnicas que ayuden a estimular la musculatura y los nervios de la boca para proteger al paciente de aspiraciones.
  7. Cambiar la postura en el momento de comer para favorecer la deglución.
  8. Administrar una nutrición enteral mediante fórmulas específicas para revertir la desnutrición.
  9. Inyecciones de toxina botulínica.
  10. Electroestimulación.
  11. Cirugía.
¿Quién determina el tratamiento a seguir?
Dibujo doctor
Será un profesional de la salud quien decidirá cuál o cuáles de estas estrategias de tratamiento deben utilizarse, siempre en función de las necesidades de cada persona, tales como:
  1. Tipo y gravedad de  la disfagia
  2. Mayor o menor riesgo de aspiración
  3. Afectación del estado nutricional
  4. Nivel cognitivo para entender y seguir órdenes
  5. Ayuda de un familiar o cuidador
  6. Conocimientos culinarios
  7. Etc.


Consulte a un profesional especializado ante cualquier señal que pueda sugerir la presencia de un problema al tragar alimentos, con el fin de obtener un tratamiento adecuado y prevenir complicaciones graves.  

 

Conocer los alimentos permitidos y su consistencia, es imprescindible a la hora de mantener un correcto tratamiento nutricional en el paciente con disfagia .

Bibliografía recomendada:
  • Clavé Civit P, García Peris P. Guía de diagnóstico y tratamiento nutricional y rehabilitador de la disfagia orofaríngea. Ed. Glosa, 2011
  • Nila Ilhamto. In-House Pureed Food Production in Long-Term Care: Perspectives of Dietary Staff and Implications for Improvement. J Nutr Gerontol Geriatr. 2014;33(3):210-28.
  • Rocamora JAI et al. El menú de textura modificada; valor nutricional, digestibilidad y aportación dentro del menú de hospitales y residencias de mayores. Nutr Hosp 2014;29(4): 873–879
  • Velasco C, et al. Tecnología de alimentos y evolución en los alimentos de textura modificada; del triturado o el deshidratado a los productos actuales. Nutr Hosp 2014; 29(3): 465–469