El contenido al que intenta acceder es exclusivo
para profesionales de la salud.


¿Es usted un profesional de la salud?
Usted está abandonando el contenido exclusivo para profesionales.
El contenido al que intenta acceder es exclusivo para profesionales de la salud. Está siendo redirigido

Consecuencias de la disfagia

La dificultad para tragar o disfagia orofaríngea, si no se detecta a tiempo o no se trata correctamente, puede generar graves consecuencias, hasta el punto de que la vida de la persona que la sufre puede llegar a peligrar.
Las principales complicaciones de la Disfagia
Mujer mayor que padece disfagia

Las personas que tienen dificultad para tragar a menudo reducen las porciones de los alimentos y la variedad de ellos debido a la pérdida de apetito o a molestias al tragar.


Otra de las causas por las cuales los pacientes con dificultades para tragar reducen su ingesta alimentaria es la poca atracción hacia la alimentación triturada. Los colores repetitivos y los sabores irreconocibles pueden ser algunos de los motivos de este desinterés.


No debe olvidarse, además, que las personas con disfagia suelen presentar enfermedades crónicas, como cáncer, enfermedad de Alzheimer, ictus o Parkinson, que conllevan un incremento de las necesidades nutricionales.


Todo ello puede explicar por qué las personas que sufren este síntoma tienen mayor riesgo de pérdida de peso y desnutrición.  Los datos publicados en revistas médicas citan una
prevalencia de malnutrición de hasta un 40% en personas mayores con disfagia que
viven en residencias de ancianos.

Médico

Consulte a un especialista si en las últimas semanas o últimos 3 meses la persona que tiene dificultades para tragar ha perdido peso de manera involuntaria. Existen en el mercado productos específicos de la gama de Alimentación Básica Adaptada y fórmulas nutricionales que favorecen el mantenimiento o recuperación del estado nutricional en el paciente con disfagia.


El miedo a atragantarse, a toser durante o después de cada trago, o bien el deterioro de la sensación de sed propio de las personas mayores, son las causas de que estos pacientes beban poco. La baja ingesta de agua provocada por estos factores es, por tanto, la razón del elevado riesgo de deshidratación en el paciente con dificultades para tragar.

Sabías que…

 

  • Hacer un seguimiento diario sobre la cantidad de líquidos con textura modificada consumida es el primer escalón para la prevención de la deshidratación.

Consulte las preguntas de comprobación en el test de hidratación aquí.


Para más información, consulte el apartado de hidratación en el paciente con disfagia.


Una de las complicaciones que puede conllevar problemas graves en el paciente con disfagia es la neumonía aspirativa debida a la entrada de alimentos, bebidas o saliva en las vías respiratorias. Las principales causas  de esta complicación son, entre otras:

  • Lentitud del cierre de la vía aérea.
  • Lentitud del esfínter que abre el esófago.
  • Elevado residuo del bolo alimenticio que queda retenido en la garganta.
  • Ausencia del mecanismo de la tos.
  • Bolo alimenticio o saliva colonizados por microorganismos patógenos, debido a una higiene oral deficitaria o a enfermedades periodontales.

Los mecanismos de defensa normales eliminan generalmente el material contaminado sin secuelas.

Anciano tosiendo por problemas respiratorios Anciano tosiendo por problemas respiratorios
Sabías que…

 

  • En personas muy mayores o frágiles, y en pacientes que no tosen después de una aspiración o cuyas aspiraciones o neumonías de repetición pasan desapercibidas, la neumonía aspirativa puede ser una de las principales causas de muerte.

Según un artículo publicado por la Revista Española de Geriatría y Gerontología, la neumonía aspirativa es la principal causa de muerte en los pacientes con enfermedades neurológicas y en pacientes frágiles con alteración de la deglución.


Consulte a un profesional de la salud si tose o siente sofocamiento durante o después de tragar, presenta fiebre de repetición sin una causa aparente, percibe cambios en su tono de voz después de comer o le quedan restos de alimento en la garganta. Para más información consulte el capítulo de signos y síntomas y cómo detectar la disfagia orofaríngea.


Debido a la dificultad de realizar una ingesta normal, a la disminución de la motivación para comer, a la reducción del apetito, al largo tiempo dedicado a las comidas, etc. a menudo la persona con disfagia ve mermada su calidad de vida.


La buena noticia es que la disfagia puede compensarse mediante un tratamiento adecuado. Existen productos especialmente diseñados denominados  Alimentación Básica Adaptada  para las personas con dificultades para tragar. Por sus características suelen tener  buen sabor, textura adecuada y son de fácil elaboración, por lo que favorecen una alimentación más placentera.

Bibliografía recomendada:
  • Clavé Civit P, García Peris P. Guía de diagnóstico y tratamiento nutricional y rehabilitador de la disfagia orofaríngea. Ed. Glosa, 2011
  • Namasivayam AM et al. Malnutrition and Dysphagia in long-term care: a systematic review. J Nutr Gerontol Geriatr 2015;34(1):1-21
  • Barroso J. Disfagia orofaríngea y broncoaspiración. Rev Esp Geriatr Gerontol 2009;44 (2):22-8
  • Ekberg O et al. Social and psychological burden of dysphagia: its impact on diagnosis and treatment. Dysphagia 2002; 17:139-46