Riesgo nutricional en pacientes quirúrgicos

La respuesta de estrés de la cirugía se ve afectada ante un estado de desnutrición del paciente. El organismo necesita estar en un estado anabólico para aprovechar la respuesta catabólica generada por la cirugía. Ante una desnutrición se prolonga la respuesta de estrés y se afectan diversos sistemas del organismo, que conduce a un mayor número de complicaciones, un aumento de la estancia hospitalaria y un incremento de la mortalidad. La calidad de vida de los pacientes quirúrgicos con desnutrición también se ve impactada. Un estado nutricional correcto en el paciente quirúrgico, mejora el pronóstico.

La cirugía provoca una respuesta neuroendocrina frente al estrés. Esta respuesta, por diferentes vías como la inflamatoria y metabólica, está dirigida a defender el organismo y proveerlo de los sustratos metabólicos adecuados para dar respuesta al estrés de la cirugía. Esta respuesta puede alterarse ante un estado de desnutrición o de ayuno prolongado. Durante la respuesta catabólica al estrés quirúrgico el organismo necesita estar enfase anabólica para aprovechar todos los sustratos metabólicos, y no prolongar la respuesta. Ante un ayuno o una desnutrición previa se altera la composición corporal, existe una disminución de la respuesta inmunológica y de la capacidad funcional, así como, cambios en los diversos sistemas del organismo, junto con un retraso en la cicatrización de las heridas.

En presencia de desnutrición, el paciente presenta un peor pronóstico, con una mayor morbilidad, con complicaciones infecciosas y cardiorrespiratorias, aumento prolongación de la estancia hospitalaria y una mayor mortalidad1. Del mismo modo, la desnutrición también afecta negativamente a la calidad de vida de los pacientes quirúrgicos en el pre y postoperatorio1,2.

En los pacientes desnutridos con cirugía electiva una mejora del estado nutricional en fase peri-operativa se ha relacionado con una disminución del número de complicaciones durante el ingreso, una menor mortalidad intrahospitalaria y una mayor calidad de vida pre-intervención. Evitar un ayuno prolongado antes de la intervención también se relaciona con un mejor pronóstico en los pacientesquirúrgicos, tantos los que presentan desnutrición como en los normonutridos3.


1.Guía de actuación: Soporte Nutricional en el Paciente Quirúrgico. Asociación Española de Cirujanos. Sociedad Española de Nutrición Parenteral y Enteral. Nestlé. Barcelona;2009.
2. Chambrier C, Sztark F; Société Francophone de nutritionclinique et métabolisme (SFNEP); Société françaised’anesthésie et réanimation (SFAR). French clinical guidelines on perioperative nutrition. Update of the 1994 consensus conference on perioperative artificial nutrition for elective surgery in adults. J ViscSurg. 2012;149(5):e325-36.
3.Weimann A, Braga M, Harsanyi L, Laviano A, Ljungqvist O, Soeters P, et al. ESPEN Guidelines on Enteral Nutrition: Surgery including organ transplantation. ClinNutr. 2006;25(2):224-44.


Bibliografía complementaria:

1- MSSSI. Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad. Registro de altas de los Hospitales del Sistema Nacional de Salud. CMBD. Año 2013. Acceso en: Diciembre 2015. Disponible en: http://www.mspsi.es/estadEstudios/estadisticas/cmbdhome.htm.
2- Álvarez-Hernández J, Planas Vila M, León-Sanz M, García de Lorenzo A, Celaya-Pérez S, García-Lorda P, et al. Prevalence and costs of malnutrition in hospitalized patients; the PREDyCES Study. Nutr Hosp. 2012;27(4):1049-59.
3- Planas M, Álvarez-Hernández J, León-Sanz M, Celaya-Pérez S, Araujo K, García de Lorenzo A, et al. Prevalence of hospital malnutrition in cancer patients:a sub-analysis of the PREDyCES. Support Care Cancer. 2015. [Epub ahead of print]
4- Sorensen J, Kondrup J, Prokopowicz J, Schiesser M, Kraehenbuehl L, Meier R, et al EuroOOPS: An international, multicentre study to implement nutritional risk screening and evaluate clinical outcome Clin Nutr. 2008;27:340-9

Leer más
Cerrar

En España se realizaron en 2013, más de 4.000.000 de procedimientos quirúrgicos:
Más de 700.000 fueron del aparato digestivo, cerca de 100.000 de cabeza y cuello y más de 500.000 del aparato músculo-esquelético1.

Un 17% de los pacientes presentan desnutrición en el ingreso a Cirugía mientras que en el alta son el 20%. En la cirugía oncológica digestiva más del 36% de los pacientes presentan o están en riesgo de desnutrición2,3.

La presencia de desnutrición en los pacientes pre-operatorios comporta un mayor número de complicaciones post-operatorias  y una mortalidad intrahospitalaria mayor (29% frente el 3%, respectivamente).

Fuente: Sorensen J, Kondrup J, Prokopowicz J, Schiesser M, Kraehenbuehl L, Meier R, et al EuroOOPS: An international, multicentre study to implement nutritional risk screening and evaluate clinical outcome ClinNutr. 2008;27:340-9

La presencia de desnutrición en los pacientes pre-operatorios comporta un mayor número de complicaciones post-operatorias respecto los pacientes normonutridos  y una mortalidad intrahospitalaria mayor (29% frente el 3%, respectivamente)4

Soporte Nutricional específico en pacientes quirúrgicos

SOPORTE NUTRICIONAL ESPECÍFICO EN PACIENTES QUIRÚRGICOS

En los pacientes que se van a someter a cirugía se recomienda:


  • Inicio del soporte nutricional en los pacientes desnutridos o en riesgo de 10-14 días antes de la cirugía (preferiblemente nutrición enteral)
  • Soporte nutricional con fórmulas hiperproteicas
  • En cirugía mayor de cáncer de cuello, abdominal o en traumatismo severo se recomienda, con un grado de recomendación A, el uso de nutrición enteral con inmunonutrientes (arginina, ácidos grasos ω3y nucleótidos, 5-7 días antes y después de la cirugía, independientemente del estado nutricional.
La importancia de cumplir con el tratamiento nutricional

LA IMPORTANCIA DE CUMPLIR CON EL TRATAMIENTO NUTRICIONAL

En el post-operatorio de los pacientes sometidos a cirugía se debe priorizar:


  • Mantener el estado nutricional de los pacientes
  • Reevaluar el estado nutricional de los pacientes periódicamente
  • Mantener el soporte nutricional durante la hospitalización y también tras el alta en los pacientes en los que se ha iniciado en el peri-operatorio, sobre todo en los pacientes geriátricos.