RIESGO NUTRICIONAL EN PACIENTES CON DISFAGIA OROFARINGEA

La disfagia es un síntoma que se caracteriza por una dificultad en la preparación oral del bolo y/o en el desplazamiento del alimento desde la boca hasta el estómago. Afecta a millones de personas en todo el mundo, especialmente a pacientes con enfermedades neurológicas y neurodegenerativas (30-82% según la enfermedad neurológica específica), pacientes con tumores orofaríngeos, laríngeos o del área maxilofacial (hasta al 80%), y en ancianos que viven en residencias geriátricas (hasta un 78%) o ingresados en un Hospital General (44%). A pesar de esta extremada alta prevalencia, raramente la disfagia es incluida como un diagnóstico específico en un informe de alta hospitalaria, en un informe de atención sociosanitaria o en la medicina primaria. Esta omisión provoca una falta de tratamiento específico, lo que repercute en el estado de salud, morbimortalidad y calidad de vida de estos pacientes1.

Las principales consecuencias derivadas de la disfagia son la deshidratación, la  pérdida de peso y malnutrición y las neumonías por aspiración (clínicamente visibles y/o silentes).

Actualmente existen herramientas de cribado y de diagnóstico sencillas y validadas que permiten una detección precoz, como son el Eating Assessment Tool (EAT-10) y el Método de Exploración ClínicaVolumen-Viscosidad y métodos más específicos cuando se requieren diagnósticos más precisos2,3.

Las modificaciones dietéticas adaptando la consistencia de los líquidos mediante un módulo de espesante como Resource® Espesante y Resource® Espesante Clear, y las modificaciones de la consistencia de los alimentos sólidos a través de la alimentación básica adaptada (ABA), son un aspecto básico del tratamiento y primordial para evitar complicaciones, disminuir la morbimortalidad, el gasto hospitalario y mejorar la calidad de vida de estos pacientes.

  1. Clavé p, García Peris P. Guía de diagnóstico y tratamiento nutricional y rehabilitador de la disfagia orofaríngea. Ed. Glosa 2011
  2. Burgos R et al. Traducción y validación de la versión en español de la escala EAT-10 (EatingAssessment Tool-10) para el despistaje de la disfagia. Nutr Hosp. 2012;27(6):2048-2054
  3. Clavé P et al. Accuracy of the volume-viscosity swallow test for clinical screening of oropharyngeal dysphagia and aspiration. Clinical Nutrition 2008; 27: 806-815
  4. Álvarez-Hernández J, León Sanz M, Planas Vila M, Araujo K, García de Lorenzo A, et al. Prevalence and costs of malnutrition in hospitalized dysphagic patients: a sub analysis of the PREDyCES Study. Nutr Hosp. 2015; 32(4):1830-1836
  5. Clavé P et al. The effect of bolus viscosity on swallowing function in neurogenic dysphagia. Alimentary Pharmacology & Therapeutics 2006; 24: 1385-1394
Leer más
Cerrar