Estreñimiento en pacientes en riesgo nutricional o desnutrición

El estreñimiento es una patología frecuente en el anciano y en el paciente crítico o quirúrgico con nutrición enteral. Las causas del estreñimiento en estos pacientes son la administración de fármacos que enlentecen el tránsito intestinal, la deshidratación, la poca o nula ingesta de fibra o el uso de fórmulas sin fibra. El dolor y los episodios de impactación fecal afectan negativamente la calidad de vida del paciente. El estreñimiento también se asocia a mayor estancia hospitalaria, a dificultad en la retirada de la ventilación artificial y a la suspensión del soporte nutricional.

El estreñimiento es una patología frecuente en las persona ancianas, con tendencia a la cronificación. Se define como la presencia de síntomas de constipación, junto con el uso habitual de laxantes y la ausencia de incontinencia fecal o criterios diagnósticos de colon irritable1.

El estreñimiento también es una de las complicaciones asociadas a la nutrición enteral (NE) siendo en ocasiones más frecuente que la diarrea. El estreñimiento en la nutrición enteral se define como ausencia de deposición en los tres días posteriores al inicio de la nutrición, descartando la presencia de íleo paralítico. Las causas principales del estreñimiento en estos pacientes son la administración de fármacos que enlentecen el tránsito, la presencia de deshidratación, el uso de fórmulas enterales sin fibra o la patología de base. A parte del impacto negativo del estreñimiento en la calidad de vida, como presencia de episodios de dolor e impactación fecal,  también se asocia a una mayor estancia hospitalaria, a la suspensión del soporte nutricional (y el consecuente incremento de riesgo nutricional4) y dificultad en la retirada de la ventilación artificial2,3. Así que es importante evitar en los pacientes con nutrición enteral el estreñimiento y debe administrarse un soporte y tratamiento adecuado para minimizar sus efectos. Una de las soluciones más eficaces para evitar o tratar el estreñimiento en pacientes con nutrición enteral es la administración de fórmulas con fibras. La fibra puede mejorar el estreñimiento mediante dos mecanismos principales: la estimulación mecánica del colon y la capacidad de retención de agua en la luz intestinal, que resiste la absorción del colon. Otro mecanismo es la producción en la fermentación de la fibra de ácidos grasos de cadena corta, que aumentan la motilidad intestinal y la producción de gases que impulsan la masa fecal.

1- Botella Romero F, Alfaro Martínez JJ, Hernández López A, Lomas Meneses A, Quílez Toboso R. Estrategias nutricionales ante el estreñimiento y la deshidratación en las personas mayores. Nutr Hosp Suplementos. 2011;4(3):44-51
2- García de Lorenzo y Mateos A, Montejo González JC. La fibra en la alimentación. Paciente crítico. Sociedad Española de Nutrición Parenteral y Enteral. Barcelona;2004.
3- Bittencourt AF, Martins JR, Logullo L, Shiroma G, Horie L, Ortolani MC, et al. Constipation is more frequent than diarrhea in patients fed exclusively by enteral nutrition: results of an observational study. Nutr Clin Pract. 2012;27(4):533-9.
4- McRorie JW Jr. Evidence-Based Approach to Fiber Supplements and Clinically Meaningful Health Benefits, Part 2: What to Look for and How to Recommend an Effective Fiber Therapy. Nutr Today. 2015;50(2):90-97.
5- Carrera C. Frecuencia de las complicaciones gastrointestinales en Nutrición Enteral Domiciliaria (NED) en pacientes adultos.Nacional. Nutr. clín. diet. hosp. 2011; 31(2):26-33


Bibliografía complementaria:  

1- Slavin JL. Position of the American Dietetic Association: health implications of dietary fiber. J Am Diet Assoc. 2008;108(10):1716-31.
2- Sánchez Rodríguez JL, Ribera Casado JM. La fibra en la alimentación. Geriatría. Sociedad Española de Nutrición Parenteral y Enteral. Barcelona;2004.
3- Lochs H, Allison SP, Meier R, Pirlich M, Kondrup J, Schneider S, et al. Introductory to the ESPEN Guidelines on Enteral Nutrition: Terminology, definitions and general topics. Clin Nutr. 2006;25(2):180-6.

Leer más
Cerrar

El 60% de los pacientes institucionalizados en geriátricos, presentan estreñimiento.


Fuentres: Gandell D, Straus SE, Bundookwala M, Tsui V, Alibhai SM. Treatment of constipation in older people. CMAJ. 2013;185(8):663-70.
Bittencourt AF, Martins JR, Logullo L, Shiroma G, Horie L, Ortolani MC, et al.
Constipation is more frequent than diarrhea in patients fed exclusively by enteral nutrition: results of an observational study. Nutr Clin Pract. 2012;27(4):533-9.

En la nutrición enteral el estreñimiento afecta al 70% de pacientes críticos.

En los pacientes críticos o quirúrgicos con nutrición enteral, el uso de fármacos que enlentecen el tránsito intestinal, la deshidratación o el uso de fórmulas enterales sin fibra, favorecen el estreñimiento.

Fuente: Bittencourt AF, Martins JR, Logullo L, Shiroma G, Horie L, Ortolani MC, et al. Constipation is more frequent than diarrhea in patients fed exclusively by enteral nutrition: results of an observational study. Nutr Clin Pract. 2012;27(4):533-9.

Los pacientes críticos o quirúrgicos con nutrición enteral presentan una mayor estancia hospitalaria y dificultad para la retirada de la ventilación artificial y episodios de impactación fecal, con incremento en los costes de hospitalización.

Fuente: Nassar AP, Silva FMQ, Cleva R. Constipation in intensive care unit: incidence and risk factors. J Crit Care. 2009;24(630):9-12.
En caso de estreñimiento en la población general se recomienda:

En caso de estreñimiento en la población general se recomienda:

  1. El consumo diario de 25-30 gramos de fibra proveniente de legumbres y granos enteros para la prevención del estreñimiento
  2. Beber suficiente líquido
  3. Ejercicio físico regular
  4. En caso de consumo bajo se recomienda la suplementación con fibra
  5. En pacientes con nutrición enteral a largo plazo se recomienda una ingesta de 15-30g mezcla de fibras (soluble e insoluble)/día.
En los pacientes ancianos con nutrición enteral y estreñimiento se recomienda:

En los pacientes ancianos con nutrición enteral y estreñimiento se recomienda:

  1. Valorar la necesidad de hidratación , ya que el anciano presenta disminución de la sed, dificultades para beber o ambos
  2. Ejercicio físico regular
  3. El consumo de 13 gramos de fibra/1.000 Kcal/día, con 70-75% de fibras solubles (granos enteros) y 25-30% solubles (legumbres).
  4. La suplementación con fibra para la prevención y tratamiento del estreñimiento en aquellos casos en que la ingesta de fibra sea baja con un inicio gradual hasta alcanzar a las dos o tres semanas los 25 gramos al día de fibra
  5. En pacientes con nutrición enteral a largo plazo se recomienda el aporte de 15-30g mezcla de fibras (soluble e insoluble)/día.
En los pacientes críticos o quirúrgicos con nutrición enteral y estreñimiento se recomienda:

En los pacientes críticos o quirúrgicos con nutrición enteral y estreñimiento se recomienda:

El uso de fórmulas con fibra, para la prevención y tratamiento del estreñimiento mientras dure la nutrición enteral (salvo contraindicación). El aporte diario tiene que ser de 10-13 gramos de fibra por cada 1.000 Kcal aportadas.