Hay asociaciones y entidades que trabajan para mejorar la vida de las personas con parálisis cerebral y sus familias.

El nacimiento de un hijo con parálisis cerebral cambia la vida de los padres y de familiares. De repente, tienen que convertirse en expertos en muchas materias: medicina, fisioterapia o educación entre otras. Saber que no estás solo puede ayudar.