La parálisis cerebral infantil (PCI) no es una enfermedad. Se trata de un trastorno neurológico que afecta a la función motora, en otras palabras: el control muscular, la coordinación y el movimiento.

Qué es la parálisis cerebral infantil

La parálisis cerebral infantil (PCI) no es una enfermedad. Se trata de un trastorno neurológico que afecta a la función motora, en otras palabras: el control muscular, la coordinación y el movimiento.

Es uno de los trastornos neurológicos más frecuentes que se origina en el momento del nacimiento o antes de este, con una incidencia mundial de 2 a 2,5 por cada 1000 nacidos vivos.

Aunque la PCI es una discapacidad de por vida, con el tratamiento y el manejo adecuados, un niño con parálisis cerebral puede tener una vida feliz.

No siempre se conocen las causas de la parálisis cerebral

Incluso con los avances médicos, la verdad es que no siempre se conocen las causas exactas de la parálisis cerebral infantil. Existen diversas posibles causas, pero todas tienen en común que afectan al desarrollo del cerebro del niño antes, durante o tras el parto:

  • Malformaciones durante el desarrollo fetal
  • Infecciones en la madre durante el embarazo
  • Ciertos factores genéticos
  • Problemas durante el parto
  • Infecciones o lesiones después de nacer

Las diferentes causas se traducen en varios tipos y grados de PCI.

Muchos padres tienen sentimientos de culpa cuando diagnostican parálisis cerebral a uno de sus hijos. Si tú también experimentas estos sentimientos, recuerda que no eres responsable del diagnóstico de tu hijo y que no estás solo, ya que la mayoría de los padres pasan por estas emociones cuando conocen por primera vez el diagnóstico de su hijo.

Referencias

  1. Reddihough DS and Collins KJ. The epidemiology and causes of cerebral palsy. Aust J Physiother. 2003; 49(1): 7-12.