Los profesionales de la salud que atienden a tu hijo con PCI le han pautado unas recomendaciones para cubrir sus necesidades nutricionales específicas. Estas recomendaciones pueden incluir el uso de suplementos nutricionales o espesantes. Seguirlas es fundamental para prevenir el riesgo de desnutrición y conseguir que tu hijo se desarrolle plenamente.

Pero también sabemos que, a veces, le puede costar comer y que las texturas adaptadas pueden dificultar su apetito.

Por eso, hemos preparado algunas ideas de recetas adaptadas y sabrosas que le encantarán a tu hijo y que a ti te facilitarán cumplir con las recomendaciones nutricionales.

Puedes filtrarlas según el tipo de textura que tu hijo necesite (miel, pudin, néctar o fácil masticación) y el momento de la comida del día.

¿Quieres una ayuda que te facilite también la organización con las comidas y el día a día? Descárgate aquí nuestro planificador.

Tipos de textura

Pudin
Néctar
Miel
Fácil masticación

Momento

Desayuno/Merienda
Comida
Cena