Cuando un niño pierde peso y con su dieta habitual no llega a cubrir sus necesidades nutricionales, pueden ser necesarios suplementos para garantizar una nutrición adecuada.

Si tu hijo puede alimentarse por vía oral, esta solución puede facilitar que reciba toda la nutrición que necesita para crecer y desarrollarse.

Existen diferentes tipos y sabores de suplementos nutricionales orales (SNO). Incluso puedes preparar diferentes recetas para que sean más atractivos para tu hijo y de esta forma garantizar el cumplimiento de la pauta nutricional. Tu médico te aconsejará la opción más indicada a vuestro caso

Los Alimentos para Usos Médicos especiales deben ser usados bajo supervisión médica. Consulta siempre con tu profesional sanitario antes de realizar cualquier cambio en la dieta de tu hijo.
Nota importante: la leche materna es el mejor alimento para el lactante durante los primeros meses de su vida y, cuando sea posible, será preferible a cualquier otro alimento.