Consejos de relajación para niños con PCI

Yolanda Atienza, Fisioterapeuta pediátrica


Es necesario respetar los momentos de relajación en todos los niños/as, ya que ayuda a una asimilación de las vivencias diarias, a una mayor conciencia corporal, a adaptarse a los momentos de mayor concentración y a fomentar un descanso nocturno lo más adecuado posible.


Pero, ¿es más importante la relajación en niños/as con PCI? Pues la respuesta es sí. Los cambios que experimenta la musculatura (tono muscular) con las fluctuaciones emocionales y vivencias pueden ser más intensas en los niños/as con PCI, sumando mayor dificultad de la que ya de por si presentan, para ajustarse físicamente y cognitivamente a las exigencias de cada momento, con lo que es importante pensar en cómo ayudar a un niño/a con PCI a relajarse.


La relajación para niños/as con PCI

Detengámonos primero a mirar la relajación desde los consejos generales.


Es importante:

  • Mantener rutinas de los cuidados y actividades diarias. Esto les facilitará la anticipación y adaptación a estas.

  • Que siempre haya un tiempo de actividad tranquila antes de acostarse o de iniciar alguna actividad que necesite de una organización y/o atención más intensa o complicada para el niño/a.

  • Ayudar a la vuelta a la calma frente a actividades y/o emociones intensas.

  • Como generalidad, los estímulos que reciba el niño directamente en su cuerpo, deben de ser con continuidad y con un contacto que el niño pueda percibir en su cuerpo con claridad. Generalmente estímulos muy alternantes y de baja intensidad pueden despertar y alterar más su sistema nervioso.

¡Atención! Antes de seguir avanzando, es importante tener en cuenta que cada niño/a con PCI es distinto. Lo más importante es que el adulto observe cuáles son las reacciones del niño/a frente a cualquier consejo dado en este artículo. Consultad con los profesionales que están en contacto con el niño/a, frente a cualquier duda.


Manteniendo estos consejos generales, vamos a algunos consejos específicos que favorecerán tanto la relajación muscular, cómo el descanso de los niños/as con PCI.


Consejos dirigidos a la relajación muscular:

Para darle el mensaje directo al músculo de que puede relajarse, podemos utilizar el estímulo vibratorio para aquellos niños/as con PCI que muestren espasticidad.


Hacer una canción tranquila, cuento… con algún juguete que vibre, pasándolo por diferentes partes del cuerpo, puede favorecer la relajación muscular de estos niños/as. Aunque no será una relajación duradera en el tiempo, puede ayudarlos para actividades concretas.
Existen tiendas on-line de juguetes adaptados donde encontrar juguetes con vibración.


El niño/a con PCI, independientemente de las diferentes alteraciones motoras que muestre, siempre debe de tener un buen posicionamiento, adecuada para la actividad que realiza. Será una gran condición para que al final del día se encuentre preparado para la calma y relajación, puesto que no habrá forzado excesivamente ninguna parte de su cuerpo, ni habrá tenido que gastar más energía mental en manejar su cuerpo.
Si al llegar el final del día, el niño/a experimenta dolor, puedes leer más información aquí:
https://www.nestlehealthscience.es/paralisis-cerebral-infantil/diagnostico/tratamiento-del-dolor


Otros consejos de relajación donde interviene todo el cuerpo serían:

  • Balanceos con una tela, hamaca. Puede favorecer la liberación de tensiones musculares y la relajación emocional, siempre y cuando el niño lo reciba como un estímulo de placer. El adulto siempre tiene que estar muy atento a que el niño/a esté a gusto en esta actividad.
    Existen telas de diferentes texturas y elasticidad

  • La piscina o el propio baño diario del niño/a con agua caliente, da diferentes mensajes a todo el cuerpo, tanto a los músculos como al resto de receptores de nuestro cuerpo, para favorecer la relajación y descanso de los niños/as con PCI.

    • En la piscina: sostener bien su cuerpo y buscar aquellos movimientos que se les hacen agradables.
    • En el baño, intentar incorporar una rutina tranquila en este y siempre buscando un momento de calma después de un tiempo de juego y de mucho disfrute (canción, cuento corto, masaje con el jabón…)

El baño puede suponer en muchos casos, un ritual para inaugurar las rutinas para irse a dormir. Si quieres más consejos para mejorar el sueño, puedes entrar aquí:
https://www.nestlehealthscience.es/paralisis-cerebral-infantil/trucos-recomendaciones/sueno-y-descanso


También te puede interesar

Si este contenido te ha resultado interesante, visita estas secciones para conocer otros aspectos importantes sobre la Parálisis Cerebral Infantil.