¿Cómo se coloca una Sonda Nasogástrica?

Elena Amador López. Supervisora Pediatría. Hospital universitario Fundación Jiménez Díaz. Madrid.


Una sonda nasogástrica es un tubo largo, delgado y hueco que se introduce a través de una fosa nasal y llega al estómago.


Se utiliza para la alimentación y administración de medicación en niños que no pueden comer por boca.



La colocación de la sonda la realiza personal sanitario entrenado en esta técnica. Pero se puede instruir a padres para realizar el procedimiento.



¿Qué hacer antes de colocar una Sonda Nasogástrica?

Hay que seguir los siguientes pasos:


  1. Preparar material necesario
    • Sonda Nasogástrica (calibre adecuado al tamaño del niño)
    • Jeringa 5ml- 10 ml
    • Lubricante hidrosoluble o agua estéril
    • Apósito para fijar la Sonda a la piel
    • Fonendoscopio

  2. Lavarse las manos

  3. Medir longitud de sonda a introducir:
  4. Se sujeta el extremo distal de la sonda que se coloca en la fosa nasal. Se mide, con la sonda, desde el orificio nasal hasta el lóbulo de la oreja y de aquí hasta el apéndice xifoides (parte inferior del esternón). Marcar este punto en la sonda con un rotulador para saber la medida a introducir.

Pasos a seguir para la colocación de la sonda

Colocar todo el material a su alcance.


Posición del niño:

  • Semisentado en niños mayores.
  • Decúbito supino (tumbado boca arriba) en niños pequeños con la cabeza un poco elevada.
  • Ambos en posición cómoda y que se pueda lateralizar la cabeza si aparecen nauseas o vómito.

Inserción de la sonda:

  • Impregnar la parte distal de la sonda en agua estéril o lubricante.
  • Insertar la sonda a través de la fosa nasal elegida ligeramente hacia abajo y hacia la oreja del mismo lado.
  • Si el niño puede, pedirle que beba unos sorbos de agua o trague saliva mientras se introduce la sonda.
  • Introducir la sonda poco a poco sin forzar. Si se encuentra un tope y no entra, retirar un poco y volver a intentar.
  • Si el niño tiene nauseas y la sonda no avanza mirar si está enrollada en la boca, en este caso, retirarla hasta la fosa nasal y volver a intentarlo.
  • Introducir la sonda hasta la medida marcada. Cerrar el extremo de la sonda.
  • Si la sonda se introduce accidentalmente en las vías respiratorias, el niño comenzará a toser o tendrá dificultad para respirar. En este caso retirar la sonda inmediatamente. Dejar que el niño descanse y se recupere y volver a intentar.
  • Si vomita una vez puesta la sonda, abrir el tapón de la sonda para que salga el contenido.
  • Fijar la sonda a la cara y/o a la nariz del niño con un apósito.
  • Comprobar correcta colocación de la sonda.
  • Si la sonda lleva guía o fijador, retirarlo con cuidado, tirando de él (una vez fijada la sonda).

¿Cómo saber si la Sonda Nasogástrica está bien colocada?

Existen 2 formas de saber si la sonda está bien colocada:


  1. Conecta una jeringa al extremo de la sonda y tirar del émbolo. Saldrá líquido gástrico (líquido claro o amarillo claro).

  2. Introducir de 3 a 5 cc de aire con una jeringa a través de la sonda, colocando un fonendoscopio en el apéndice xifoides. Se escucha el paso del aire a través de la sonda.

Es importante comprobar la colocación de la sonda siempre antes de usarla. Para ello ver que está introducida hasta la marca realizada al medir la sonda.


¿Cómo se retira la sonda Nasogástrica?

Lavarse de manos.


Retirar la fijación de la sonda.


Tirar del extremo de la sonda hasta que la sonda salga completamente.


¿Cuidados de la Sonda Nasogástrica

La sonda debe cambiarse cada 20-30 días. Con cada cambio de sonda, alternar las fosas nasales para no colocarla siempre en el mismo sitio.


Vigilar la fijación de la sonda para que no se produzcan lesiones en la nariz.


Lavar con abundante agua siempre después de administrar medicación o alimento para que no se obstruya.


Realizar higiene bucal habitual.


También te puede interesar

Si este contenido te ha resultado interesante, visita estas secciones para conocer otros aspectos importantes sobre la Parálisis Cerebral Infantil.