El contenido al que intenta acceder es exclusivo
para profesionales de la salud.


¿Es usted un profesional de la salud?
Usted está abandonando el contenido exclusivo para profesionales.
El contenido al que intenta acceder es exclusivo para profesionales de la salud. Está siendo redirigido

¿A quién me puedo dirigir?

La disfagia puede ser perturbadora, pero cuanto mejor comprenda sus causas y más métodos descubra para enfrentarse al problema, más éxito tendrá en sobreponerse a ella. Aunque es importante hablar con su familia y amigos, no lo es menos consultar con un profesional, que podrá informarle acerca de la causa de su problema, ofrecerle ayuda y recomendar un tratamiento.

Familiares y amigos

Cuando hable con sus familiares y amigos, o con las personas que cuiden de usted, dígales qué le preocupa, especialmente si la idea de comer le inquieta, y se siente solo y aislado. Si lo hace, podrán ayudarle a obtener más información acerca de la disfagia. Armado con esos conocimientos, no sólo será capaz de buscar asesoramiento y tratamiento, sino que podrá además sobreponerse a sus preocupaciones.

Médico de cabecera

Su médico de cabecera puede evaluar su capacidad para tragar y decidir si necesita o no visitar a un especialista para ser sometido a nuevas pruebas, o a otro profesional sanitario para que se encargue de su tratamiento. Además, su médico podrá proporcionarle ciertos productos (o informarle acerca de ellos) que facilitan la deglución de los alimentos.

Logopeda

Quizá le sorprenda saber que los logopedas pueden ayudarle con sus problemas de deglución. El habla y la deglución comparten muchos músculos y partes del sistema nervioso; recordará además que la laringe desempeña una función importante, garantizando que los alimentos pasen de su boca a su estómago de manera segura, si es capaz de tragar normalmente.

El logopeda podrá, por ejemplo, enseñarle ejercicios que podrían fortalecer los músculos de su mandíbula y su garganta para mejorar la masticación y la deglución. Puede enseñarle también a respirar de manera diferente, lo que le permitirá enfrentarse mejor con sus dificultades de deglución. El logopeda puede también aconsejarle sobre la consistencia apropiada de las bebidas y los alimentos.

Dietista

El dietista puede aconsejarle sobre qué alimentos son los más fáciles de deglutir, cómo prepararlos para que resulten sabrosos, y cómo mantener una dieta equilibrada. También podrá aconsejarle sobre cómo enriquecer sus comidas, por ejemplo, con crema, o mantequilla, para cerciorarse de que satisfaga sus necesidades energéticas y nutricionales. También le aconsejará qué alimentos debe evitar, y cuáles son los mejores productos disponibles para hacer que sus alimentos sean más fáciles de deglutir.